sábado, 16 de enero de 2016

Depurar el organismo después de una comilona



Os vamos a dar unos consejillos para que los excesos de estas fiestas no dejen muchas secuelas en nuestros cuerpos...




Hoy vamos a dar pautas para desintoxicarnos y poner el cuerpo a punto después de una época de excesos como pueden ser las navidades, las vacaciones, varias comidas de empresa o cenas con amigos seguidas.

Hay que saber que los órganos principales encargados de la desintoxicación son el hígado, los riñones, los pulmones y la piel.

Después de una de estas épocas de exceso una persona suele coger una media de 3 kilos. Pero no sólo el peso se resiente tras las celebraciones. Seguro que si estás viendo el vídeo y acabas de pasar por este momento te encuentras más cansado y notas que tu estómago está más pesado. Todo esto tiene un origen común, y son los excesos de grasas, azúcares refinados, alimentos procesados y alcohol. Todo esto genera multitud de sustancias de desecho que saturan el organismo y alteran su funcionamiento.

La solución está en una dieta que favorezca la expulsión de esas toxinas junto con ejercicio físico y la toma de suplementos nutricionales para que estas tres cosas nos hagan una perfecta y completa “puesta a punto”.

Para conseguir depurar las toxinas tenemos que:

Comer más ligero y más sano. Evita durante unas semanas después de los excesos el consumo de carnes rojas o embutidos, que aunque son fuente importante de proteínas también contienen grasas saturadas. Durante estas semanas come pescado, carnes blancas y huevos. En cuanto a lácteos, siempre desnatados.

Reducir las calorías. Suprime el azúcar de mesa, evita los refrescos con azúcar añadido y alimentos fritos. Elige formas de cocción sencillas: vapor, hervidos, plancha y cocina con poca sal. Facilitar el trabajo a los órganos y procesos que nos ayudan a eliminar toxinas:

Riñón: los riñones reciben la sangre, ‘filtran’ las sustancias disueltas en ella y la eliminan en forma de orina. Por eso es muy importante beber agua.

Hígado: hay que cuidarlo porque es el gran depurador del cuerpo, transforma las toxinas que pueden ser nocivas en sustancias inocuas. Es esencial no saturarlo y tomar nutrientes que le ayuden a funcionar como por ejemplo: cereales integrales, legumbres, frutos secos, plátano, verduras de hoja verde, cocinar con aceite de oliva y terminar la comida con una infusión de cardo mariano o alcachofera, que protege a nuestro hígado de los ataques de toxinas al que a veces le sometemos.

Tránsito intestinal en forma, ya que el estreñimiento favorece la acumulación de toxinas dañinas en el organismo. Para ello:
Come más fibra, porque ésta retiene y arrastra sustancias tóxicas del intestino. Sigue un horario de comidas fijo todos los días para que el tránsito esté más regulado. Incluye lácteos con probióticos para reforzar los microorganismos del intestino.

Mejorar la digestión. Cuando el proceso digestivo funciona bien los órganos implicados en la depuración no se sobrecargan. Intenta cenar pronto todos los días y no saltarte ninguna comida.

Una vez dadas las claves para depurarnos nos falta añadir un poco de deporte y pronto volveremos a estar en el punto de partida.


Descárgate nuestra App totalmente gratis y podrás consultar esta y cualquier receta o artículo desde cualquier sitio y en cualquier momento (Por el momento disponible sólo para Android y windows phone)

No hay comentarios:

Publicar un comentario