jueves, 30 de julio de 2015

Petisus Crema y Chocolate




Buscareis cualquier excusa para hacerlos...




Para la pasta:

125 ml. de agua
125 ml. de leche
160 g. de harina
100 g. de mantequilla
4 huevos
2 cucharadas de azúcar
una pizca de sal

Para la crema pastelera:

250 ml. de leche
2 yemas de huevo
1 y 1/2 cucharadas de maizena
4 cucharadas de azúcar
1/2 cucharadita de vainilla en pasta

Para la cobertura de chocolate

150 g. de chocolate para postres
100 ml. de nata para montar

Para hacer la pasta ponemos en un cazo el agua, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal.

Cuando empieza a hervir, retiramos del fuego y echamos toda la harina de golpe. Removemos hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes del cazo.

Seguimos removiendo y vamos incorporando los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.

Mientras precalentamos el horno a 180º y dejamos que la masa se enfríe un poco, mientras vamos preparando la crema pastelera.

En un cazo batimos las yemas con el azúcar hasta que empiecen a blanquear. Añadimos la pasta de vainilla y mezclamos bien. Disolvemos la maizena en la leche fría y la incorporamos a las yemas. Lo ponemos a fuego medio y veremos que se va espesando cuando empiece a hervir. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Para hornear los petisús, preparamos una bandeja con papel vegetal.

Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella y vamos formando nuestros pastelitos, dejando espacio entre ellos que crecen un poco.

Horneamos 20 minutos a 180º y después bajamos la temperatura a 150ª y los he dejamos otros 20 minutos. El tiempo es orientativo, hemos de sacarlos cuando los veamos doraditos. Los sacamos y los cortamos por el lateral para comprobar que no han quedado crudos por dentro. Si estan crudos los dejamos otros 5 o 10 minutos. Cuando estén en su punto los sacamos y dejamos enfriar completamente antes de rellenarlos.

Para la cobertura de chocolate ponemos a calentar la nata en un cazo. Cuando vaya a empezar a hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos bien hasta que se derrita todo el chocolate.

Introducimos la crema pastelera en una manga sin boquilla y vamos rellenando cada petisú. Después con una cuchara vamos echando un poco de chocolate sobre cada uno de ellos, y listo.

Se dice, se cuenta, se rumorea, que están incluso más buenos  refrigerados de un día para otro, claro que hay que tener una gran fuerza de voluntad para comprobarlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario