miércoles, 15 de julio de 2015

Patata Rallada Para las Quemaduras del Sol

 
Remedio casero para calmar el dolor de las quemaduras del sol en la piel.

En verano es normal que alguna vez estemos expuestos al sol durante mucho tiempo en nuestras vacaciones. A veces no estamos pendientes de aplicarnos la protección solar como toca y entonces es cuando nos quemamos.
 
¿Cuántas veces os habéis quemado la espalda, los brazos o las piernas? La piel duele y se enrojece muchísimo, incluso la ropa nos molesta al contacto y dormir es un suplicio.
 
Os contamos cómo hacer que el dolor y escozor desaparezca con este remedio casero.
 
Cogéis una patata grande, o dos mas pequeñas en su defecto. La pelamos y la rallamos. Lo siguiente es extender un trapo que sea de algodón, o con una camiseta vieja que ya no utilicéis, y ponemos la patata rallada en el centro.
Recogemos toda la patata con la tela y hacemos un nudo arriba para que no se salga ningún trocito.
 
Veréis cómo la patata empieza a soltar agua, entonces aplicamos en la zona quemada haciendo un poquito de presión en la piel para que salga el jugo de la patata. Así conseguimos que el almidón que lleva calme el dolor en la piel. Vamos aplicado por toda la zona ejerciendo presión, sin pasarnos, hasta que la ralladura de patata haya soltado todo su jugo. Os sorprenderéis del jugo que tiene, es bastante.
 
Se deja la piel secar al aire y luego se limpia con agua corriente para eliminar los restos de almidón blanquecinos que quedarán en la piel.
 
Haced esto de dos a tres veces durante las 24 horas después de haberos quemado y comprobaréis sus resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario