jueves, 18 de junio de 2015

Frutos rojos

Sabías la cantidad de propiedades de los frutos rojos?





Aunque son más conocidas por su nombre individual, lo cierto es que los frutos rojos (también populares con el nombre de frutas rojas) son no solo unas frutas cuanto menos deliciosas, sino que también aportan interesantísimos beneficios y propiedades nutricionales.


En este sentido, dentro de la familia de los frutos rojos, podemos distinguir sobretodo las fresas, arándanos rojos, grosellas rojas, frambuesas, moras, cerezas y ciruelas rojas.
Lo cierto es que conocer cuáles son las propiedades nutricionales de cada fruta resulta particularmente interesante sobretodo a la hora de descubrir qué beneficios nos aportan, siendo de hecho unos alimentos que no podrían faltar dentro de una dieta variada y equilibrada.
Los arándanos rojos son unas frutas especialmente ricas en antioxidantes. Además, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, diferentes tipos de cáncer y son útiles para mejorar la circulación y combatir el colesterol.
Las cerezas aportan un altísimo contenido en betacarotenos, además de ser energéticas, depurativas y diuréticas, ayudando de manera positiva a la hora de eliminar toxinas y prevenir la retención de líquidos.
Las ciruelas son una de las frutas más conocidas contra el estreñimiento, sobretodo cuando son consumidas en ayunas antes del desayuno. Además, ayudan a regular la digestión.
Las frambuesas son unas frutas muy ricas en vitamina C, una reconocida vitamina con beneficios antioxidantes que ayuda a la hora de prevenir el cáncer, a la vez que neutraliza los diferentes efectos negativos de los radicales libres.
Las fresas son unas frutas bien toleradas por los diabéticos, de forma que pueden incorporarlas a la dieta. Ayuda a combatir la anemia, a la vez que sus beneficios refrescantes las convierten en un alimento ideal en épocas de mayor calor (sobretodo en primavera y verano).
Las moras son ideales en caso de niveles altos de grasas en sangre, ya que ayuda a reducir el colesterol LDL por un lado, y a aumentar el colesterol HDL por otro. Son buenas para prevenir enfermedades cardiovasculares, a la vez que reducen el riesgo de arteriosclerosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario