jueves, 7 de mayo de 2015

Poleo


¿Sabías que el poleo es una de las especies más conocidas de la menta, y se llama así porque en la antigüedad se utilizaba para ahuyentar a las pulgas?




Debido a sus propiedades beneficiosas para el aparato digestivo, se utiliza para eliminar los gases, para las digestiones pesadas y para las indigestiones. También es útil para los problemas del hígado, para algunas afecciones de la piel y para ahuyentar insectos en general.

El poleo posee varias propiedades medicinales, tales como carminativas, coleréticas, antiespasmódicas, sedantes, expectorantes,antipiréticas, antisépticas, cicatrizantes, astringentes, antibacterianas, vulnerarias, emenagogas.

Uno de los beneficios más extendidos de esta planta consiste en las propiedades de su infusión para adelgazar, ya que: elimina el exceso de gases por lo que ayuda a deshinchar el abdomen, favorece la digestión, mejorando el metabolismo tanto gástrico como hepático, depura el organismo de sustancias tóxicas perjudiciales para la salud, ayuda a eliminar parásitos que pudieses tener, permite eliminar el exceso de líquido presente cuando se padece de retención de líquidos.

Aunque también se utiliza para:

- Eliminación de gases en el intestino, en dolores de estómago, tanto producidos por malas digestiones como por un exceso de ventosidades.

- Ayuda a favorecer la digestión producida por un hígado poco trabajador (aunque sin sobrepasar la dosificación recomendada y sin abusar).

- Como tratamiento de la gripe, del resfriado y de la bronquitis.

- Mejora la circulación sanguínea y previene o mejora los síntomas del mal de montaña (mal de altura).

- Favorece la expulsión de la sangre en las menstruaciones difíciles, por lo que puede utilizarse en casos de amenorrea o de dismenorrea.

- En tratamiento de los dolores en las articulaciones producidas por enfermedades de carácter reumático, como la artritis reumatoide.

- Para la desinfección y la cicatrización de heridas.

- Para calmar el prurito (picor) en la piel.

- Alivia el picor y reduce la hinchazón producida por las picaduras de insectos.

- En el tratamiento de eccemas en la piel.

- En el tratamiento de las infecciones de la vulva y de la vagina, eliminando los microorganismos que causan la infección y aliviando la escozor o el picor vaginal.

- En el tratamiento externo de las almorranas. Su aplicación tópica puede ayudar a disminuir la inflamación y evitar el picor.

- Como repelente natural de los piojos, pulgas, moscas y mosquitos, así como un repelente natural de pulgas, moscas, mosquitos y garrapatas en perros y gatos.


A pesar de tener muchos beneficios para la salud, también presenta algunos efectos secundarios que hemos de tener en cuenta:

Usada en forma de infusiones u otros preparados, la menta poleo puede ser causante de diarreas, vértigos, confusión mental, dolor de garganta, dificultad en la deglución, debilidad muscular, dolor de cabeza, zumbido en los oídos, convulsiones, sed, sudor excesivo, pulso débil y paralización de los músculos de la respiración, muerte por coma.

Usada externamente en forma de decocciones o aceite esencial, la intoxicación que puede causar la menta poleo afecta a la piel en forma de dermatitis, picor, desasosiego, malestar general, picor en los ojos, etc.

La planta seca o tierna puede ser tóxica en su uso medicinal cuando se superan las dosis permitidas.

El uso habitual de esta hierba puede producir hipoglucemia, por lo que se recomienda no mezclar con otros productos que posean los mismos efectos. También puede disminuir los niveles de hierro en la sangre, ya que inhibe su absorción.

Su uso, combinado con otros medicamentos o plantas, puede potenciar sus efectos, por lo que se recomienda no tomar, salvo consulta con el médico, en caso de estar medicándose contra alguna dolencia.

No se recomienda su uso durante el embarazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario