miércoles, 13 de mayo de 2015

Deshidratar Frutas en Casa

 
Una idea genial para aprovechar la fruta que se va a pasar.

La fruta deshidratada es un ingrediente presente en muchos platos. Combina de maravilla en ensaladas, mezcladas con cereales, yogur y un largo etcétera de ideas.
 
¿Cuántas veces tenemos fruta que se nos va a pasar y no vamos a consumir? Pues deshidratarla es una excelente idea para que se conserve durante más tiempo y poderla aprovechar.
 
Podéis deshidratar la fruta de dos formas, al horno o al aire libre. La segunda opción lleva más tiempo pero se obtiene el mismo resultado.
 
Deshidratar la fruta en el horno:
Lo primero es lavar bien la fruta y cortarla en rodajas no muy gruesas. Las colocáis en la bandeja del horno dejando separación entre ellas y las metemos al horno a no más de 50ºC. El tiempo oscilará entre 2 y 4 horas dependiendo del tamaño y grosor de las rodajas de fruta que estéis preparando.
 
Deshidratar la fruta al aire libre:
Lavar bien la fruta y cortarla en rodajas igual que en el paso anterior. Colocarla en una bandeja o rejilla dejando espacio entre ellas y las tapáis con un trapo de color negro para que los insectos no acudan y la puedan estropear.
Hay que darle la vuelta a las rodajas dos veces al día durante 7 a 10 días hasta que estén totalmente secas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario