jueves, 16 de abril de 2015

La Toronja


Una fruta desconocida por muchos, pero con tantas propiedades que merece la pena conocer.



La toronja es  el resultado de la mezcla entre la naranja y el pomelo. Es uno de los cítricos más conocidos y populares que existen, junto con la naranja y el limón. Tiene su origen en las Indias Occidentales concretamente en la isla de Barbados, en donde se han encontrado menciones que apenas datan de hace 300 años.
Los árboles de la toronja pueden llegar a medir más de 9 metros de altura. Producen hojas de un característico color verde oscuro, en las que también podemos encontrar otras igualmente características flores de color blanco, con cortezas de color amarillo. En relación a la pulpa de la fruta, como ocurre con el pomelo, tiende a formarse en gajos de color rojo o rosa, de manera que cuando es exprimida y se obtiene en forma de jugo su color recuerda mucho al pomelo.

Entre sus principales beneficios hay que destacar:

- Como con prácticamente todos los cítricos (limón, el pomelo o la naranja) cuenta con un altísimo contenido en vitamina C (de cada 100 gr. de toronja aportan 31,2 mg. de vitamina C) un nutriente esencial para combatir los síntomas de la gripe y reforzar nuestras defensas, reduce los procesos inflamatorios, previene enfermedades del corazón y el cáncer.


- Cuenta con un importante aporte de naringenina, que es un agente natural que ayuda a reparar la estructura del ADN, lo que ayudaría a reducir la mutación en las células y por tanto sería interesante en la prevención del cáncer. Algunos estudios científicos han constatado que este compuesto presente en la toronja fue muy útil en la reparación de células cancerígenas presentes en la próstata.

-También ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, por lo tanto es un alimento ideal para proteger y cuidar el corazón. Algunos estudios científicos han constatado que comer una toronja al día ayuda a reducir en un 15% los niveles altos de colesterol malo en la sangre y en un 27% el nivel de triglicéridos.

- Debido a la presencia de grandes cantidades de potasio y de determinadas enzimas, se convierte en un quemagrasas natural, por lo que es ideal para bajar de peso. Ademas de que al ser muy rica en agua, ayuda a mejorar el metabolismo y, por tanto a la reducción del peso.

- Su alto aporte de vitamina C también nos ayuda a mejorar la salud de nuestra piel. Si aplicamos directamente esta fruta sobre la piel nos ayuda a eliminar las manchas de la piel causadas por la producción excesiva de pigmentos. Para disfrutar de esta cualidad solo debes cortar una toronja por la mitad, espolvorear un poco de azúcar encima de ella (para beneficiarte a su vez de sus beneficios exfoliantes), y aplicar sobre la piel con suaves masajes. Luego enjuaga la piel y límpiate. Se trata de un remedio natural muy interesante, pero que sólo debes hacer por la noche, ya que por el día podría manchar tu piel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario