martes, 24 de marzo de 2015

Lechuga siempre fresca

Muchos de nosotros somos amantes de las ensaladas, pero a veces la lechuga no se encuentra en el estado que debiera, hoy te decimos como solucionarlo.


Cuando compramos lechugas, nos puede pasar que a los dos días de tenerlas en la nevera, su aspecto no es el de una lechuga fresca, digamos que se queda un poco blandurria y al aliñarla no esta todo lo apetecible que debiera. Para evitarlo, cuando te ocurra esto prueba meter la lechuga debajo del grifo del agua caliente, y a continuación sumérgela en agua fría, con cubitos, veras que cambio de aspecto presenta.
Esperamos haberte ayudado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario