jueves, 5 de marzo de 2015

Huevos Escalfados


Porque es muy importante cuidar nuestra salud, os explicamos como prepararlos y por qué son más sanos que fritos.


Para preparar los huevos escalfados tan sólo tenéis que poner agua a hervir en un cazo y añadirle un vaso de vinagre. Cuando hierva, cascamos el huevo y lo echamos en el agua hirviendo con cuidado para que quede con forma aplanada. Tan sólo hay que tenerlo hasta que la clara se haga blanca y retirarlo enseguida para que la yema quede líquida.

Podéis servirlos espolvoreándoles la especia que más os guste por encima, y acompañarlos de jamón y queso o cualquier otra cosa que os apetezca, ponerle una rodaja de pan tostado debajo...

Los huevos fritos están muy ricos y poder "sucar" la yema con el pan es un placer pero con los huevos escalfados podremos hacer lo mismo sin utilizar aceite y cuidando con ello nuestra salud. Los huevos hervidos también son más sanos que los fritos pero la yema no queda líquida.

También podéis prepararlos metiendo el huevo en una bolsa y lo introducís en el agua hirviendo. Os quedarán con la forma rendonda y serán mucho más atractivos a la hora de decorar vuestros platos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario