miércoles, 22 de octubre de 2014

Trucos de Cocina


Os contamos cómo conseguir que la carne os quede en el punto perfecto, ya sea entrecot, chuletón, solomillo, etc.


Para cocinar la carne a la plancha, no existe un punto de cocción ideal dado que a cada persona le gusta de una forma. Por eso, existen cuatro puntos de cocción que son:

- Muy poco hecha, punto rojo. Se trata de que la carne esté sellada por fuera pero cruda por dentro, incluso a veces sin que llegue a calentarse en su interior. Lo conseguiremos sellando la carne en la plancha muy caliente y a un fuego alto.

- Poco hecho, termino medio. Según dicen el punto ideal. Se consigue sellando la carne en la plancha dejando el centro crudo.

- Medio hecho o 3/4. Se hace en la plancha un poco más que el anterior, hasta que los bordes estén bien cocidos y el color sea más café.

- Muy hecha. Aquí haremos la carne hasta que su color sea café oscuro y quede bien hecha por fuera y por dentro.

Tengamos siempre en cuenta que dependiendo del punto de cocción que queramos obtener, habrá que tener la carne más o menos minutos en la plancha. Para los dos primeros puntos hay que dejarla 2-3 minutos por cada lado y para los otros dos aumentarlos.


MUY IMPORTANTE:

Sacar de la nevera la carne antes de cocinarla para que esté a temperatura ambiente y embadurnarla de aceite de oliva.

No poner aceite en la plancha, con el que lleva la carne que hemos embadurnado es suficiente. 

Dejar que la plancha esté bien caliente antes de cocinar la carne ya que el objetivo es que selle bien por fuera.

En cuanto a la sal, es mejor añadirla una vez cocinada, aunque se puede añadir justo antes de ponerla en la plancha, pero no antes. Si salamos la carne minutos antes de cocinarla, conseguiremos que pierda sus jugos y parte de su sabor. Sobretodo, es mejor utilizar sal gorda o en escamas.

En el caso de piezas de carne grandes, como por ejemplo un roastbeef, hay que sellar bien la pieza primero en la plancha bien caliente antes de meterla al horno. Hay una regla que va genial que es contar quince minutos de cocción en el horno por cada quilo de carne y a 180º.

Con estos consejos conseguiréis que vuestros filetes o carnes al horno os queden perfectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario