martes, 16 de abril de 2013

Rosquillas de anís.




Todos hemos comido alguna vez las tradicionales rosquillas de la abuela, rosquillas de anís. Ahora es el momento de aprender a hacerlas y a disfrutarlas.


Ingredientes para apróx 1 docena y media de rosquillas.

1/2 Kg de harina

1/4 de litro de aceite

1/2 vaso de aguardiente

1/4 de azúcar más la que necesitemos para pasar una vez hechas las rosquillas.


En una sartén o en una olla se calienta el aceite con una peladura de limón o de naranja, retiramos el aceite del fuego, y dejamos que se enfríe un poco para poder trabajar con él.
Ponemos la harina en un boll y se le va poniendo el aceite, lo mezclaremos todo con una espátula, cuando hayas mezclado todo el aceite podrás trabajar la masa con las manos, siempre es más fácil  y cómodo.
Añade a la masa el vaso de aguardiente, y el  azúcar y lo amasamos todo bien (prueba a hacerlo en la encimera de la cocina).
Vamos cogiendo porciones de la masa, del tamaño de una albóndiga, lo aplastamos, dejándola de un centímetro de espesor, cogeremos una taza de café para hacer los círculos, la pasta que sobre la vuelves a añadir al resto. También puedes dar forma a las rosquillas haciendo un churro y uniendo los extremos.
Colocamos las rosquillas en una bandeja de horno y los dejamos unos 20 minutos a unos 200 grados.
Es importante que los vayas revisando ya que depende de la potencia de cada horno puede que necesiten algún minuto más o menos, las rosquillas no se tienen que dorar.
Una vez fuera del horno, ponemos en un plato azúcar y pasamos las rosquillas por ella.
Ahora solo tienes que disfrutar.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario